La misión española que dirige Myriam Seco excava en el recinto del templo funerario de Tutmosis III, situado en el West Bank de Luxor, desde el año 2008. Muchos han sido los hitos de esta enorme campaña de investigación, que ha permitido arrojar nueva luz sobre este faraón y su período histórico. El pasado 12 de diciembre se inauguró una exposición en el Museo de Luxor bajo el título “Tebas eterna“, que está dividida en tres ámbitos que corresponden a otros tantos momentos históricos: tumbas del Imperio Medio, templo de Millones de Años de Tutmosis III y conjunto arquitectónico de la época de Ramsés II. Mediterráneo Antiguo ha querido acercarse a estos trabajos por segunda vez, de la mano de Myriam Seco, directora del proyecto.

Pregunta – ¿Cómo surgió la idea de hacer la exposición en Luxor y qué podemos ver exactamente?

Respuesta – Hacía tiempo que queríamos exponer algunas de las extraordinarias piezas procedentes del yacimiento del templo de Millones de Años de Tutmosis III en el Museo de Luxor. Este proyecto financiado por Fundación Botín, Santander Universidades, la Universidad de Granada y la empresa Cemex, no ha dejado de sorprendernos desde que comenzamos los trabajos de excavación, documentación y restauración en el año 2008. Cuando el ministro de antigüedades, el Dr. Mamdouh el Damaty, visitó nuestro yacimiento en el año 2014, dijo que las fabulosas piezas descubiertas tenían que ir al Museo. Obviamente, llevó tiempo organizar una exposición de estas características. El primer paso fue el de comenzar con los trámites para el traslado de las piezas del almacén al Museo. La Dra. Elham Salah el Din, directora del sector museos del Ministerio de Antigüedades vio una fecha ideal para el 12 de diciembre coincidiendo con el 40 aniversario de la apertura del Museo. Esta circunstancia permitía celebrar el mencionado aniversario e iniciar una serie de exposiciones temporales para que las misiones arqueológicas puedan exponer los materiales arqueológicos descubiertos. Así pues, hemos sido los pioneros de una serie de exposiciones que comenzó con la nuestra el pasado mes de diciembre.

Dintel ramésida. Foto: Proyecto Tutmosis III

La exposición refleja muy bien las tres fases históricas que hasta ahora hemos identificado en nuestro yacimiento: tumbas del Imperio Medio, templo de Millones de Años de Tutmosis III y conjunto arquitectónico de la época de Ramsés II. Entre los objetos expuestos, el visitante podrá contemplar la parte inferior de una hermosa estatua del rey, dos dinteles con relieves e inscripciones de un sacerdote que ocupó el máximo rango religioso del templo, dos fragmentos decorativos del templo, materiales procedentes de un depósito de fundación, modelos de madera procedentes de tumbas, cuchillos y manos de marfil que tenían una simbología mágica de protección y una hermosa figurilla de fertilidad. Mención aparte merecen las conocidas como “joyas de la dama”, un conjunto formado por una gran concha y dos pulseras de oro; un cilindro de oro y amatista así como dos deterioradas tobilleras de plata.

Estatua de Tutmosis III. Foto: Proyecto Tutmosis III

Pregunta – ¿Dónde se han centrado los trabajos de excavación en 2015?

Respuesta – En el 2015 hemos continuado con los trabajos de excavación y restauración del muro perimetral de adobe. Se ha excavado parte de la esquina noroeste y del oeste, y hemos completado las restauraciones de la esquina noreste y del tramo norte del monumental muro. Hemos avanzado en las excavaciones de una zona de almacenes situada en la parte norte del templo y casi hemos finalizado las excavaciones del segundo patio. Asímismo, hemos avanzado en las excavaciones de una parte de la terraza alta y hemos completado las restauraciones en las dos rampas. Esto en lo que refiere a las estructuras de la dinastía XVIII. Pero, por otro lado, también hemos continuado las excavaciones en la necrópolis de la XII dinastía situada bajo el templo y hemos trabajado en el exterior del muro perimetral noreste, donde está localizada una zona de nichos y tumbas excavados en la roca de finales de la XI dinastía. También se han efectuado prospecciones geofísicas mediante perfiles eléctricos en todo el templo. Para ello se ha utilizado un medidor de resistividad. Este equipo pertenece a la Universidad de Granada. Además, hay que tener en cuenta que la labor de documentación es enorme; ya llegamos a los 15.000 fragmentos registrados en nuestra base de datos, con lo que ello implica. Diversos profesionales están llevando a término trabajos de investigación para publicar en un futuro estos materiales.

Pulsera de oro. Foto: Proyecto Tutmosis III

Pregunta – ¿Qué nuevos datos nos han aportado sobre la época de Tutmosis y sobre la figura del faraón?

Respuesta – Una primera consideración que valorar es que una parte de este templo fue construida al mismo tiempo que el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari. De hecho tenemos evidencias de que el nombre de aquella reina fue borrado posteriormente de las inscripciones. También es destacable que en los muros del templo figuraron las crónicas militares de Tutmosis III, tanto en inscripción como en relieve. Es una lástima que buena parte de los materiales se haya perdido. Además, gracias a los  hallazgos tenemos constancia de que en épocas posteriores hubo una serie de personajes de la Casa Real, algunos de ellos muy conocidos, que hicieron ofrendas en memoria de Tutmosis III, lo cual significa que fue recordado largo tiempo después de su muerte. Sin olvidar que en época de Ramsés II todavía había un gran sacerdote del templo que se encargaba de mantener viva la memoria del gran faraón.

Depósito de fundación. Foto: Proyecto Tutmosis III

Pregunta – ¿Cuáles serán los objetivos de la próxima campaña?

Respuesta – En la próxima campaña queremos finalizar el segundo patio del templo y completar su musealización. También trabajaremos en la terraza alta. Ahí es donde tenemos todos los fragmentos decorados de las paredes de las capillas y queremos iniciar el remonte de algunas de las escenas. Ya hemos finalizado la mayor parte de los trabajos epigráficos y ahora habrá que analizar cuál va a ser la mejor manera de exponerlos. Por esta razón queremos centrarnos en las restauraciones de la zona del templo construida en piedra. También continuaremos con las intervenciones en la parte oeste del muro perimetral de adobe. Desde el punto de vista del estudio de las necrópolis, terminaremos de excavar una zona del oeste, donde el año pasado encontramos la tumba número XXI de nuestra secuencia y continuaremos con las tumbas de la dinastía XI. De igual manera que en los últimos años, mantenemos diversos frentes de trabajo abiertos con el objetivo de avanzar al máximo. Y con la esperanza de que, como ha ocurrido en las campañas precedentes, nos encontremos frente a sorprendentes hallazgos.

Mano mágica de marfil. Foto: Proyecto Tutmosis III

Pregunta – Vivimos una edad dorada de la arqueología españolas en Egipto ¿cuáles crees que son las claves del éxito de las campañas nacionales en tierras del Nilo?

Respuesta – Pienso que se han producido diversos factores que han sido claves: por un lado, la inmensa riqueza arqueológica de Egipto, por otro, el auge de la egiptología en España, que se ha materializado en el hecho de que muchos españoles nos hemos formado en el extranjero o hemos escrito tesis doctorales sobre el Egipto faraónico. Estas circunstancias han hecho que cada vez haya más egiptólogos, sin olvidar el gran interés por este campo en España. Y también querría subrayar que el aumento de patrocinadores privados apoyando estas investigaciones ha sido fundamental.

Autor

Mario Agudo Villanueva