Idiotas

La palabra democracia está desvencijada. Unos y otros se aferran a ella con determinación como en el juego de la soga, en una enconada pugna para llevarla a campo propio. De lo que no se dan cuenta es que de tanto manoseo, la cuerda puede partirse y los que peleaban por ella, rodar por el…